18/12/2020      

4 claves para saber qué compramos

A las puertas de unas fechas tan especiales, encontrar el regalo perfecto siempre es el último reto del año. Si hablamos de joyas, qué regalar se convierte en algo sencillo ya que las opciones son infinitas, así como los diseños, las formas, las combinaciones… siempre hay lugar para una nueva joya, sobre todo si queremos mostrar nuestra lado más sentimental. Si hablamos de “dónde comprarla”, quizás todo se vuelva más complicado en un mundo en el que Ias redes sociales son el mejor escaparate para muchos. Lo cierto es que este mismo escaparate puede transmitir ciertos detalles que parecen sospechosos y que nos pueden llevar a una compra no tan acertada. Encontrar el regalo perfecto pasa también por saber qué compramos y desde La Cabellera de Berenice os queremos dar las claves. 

collage1.jpg
  1. Las marcas tienen historia

 

Detrás de cada joya, de cada nuevo lanzamiento y de cualquier paso que da una marca siempre hay una historia. La experiencia de compra es el primer recuerdo que nos quedará de la marca en concreto para convertirnos en fieles a ella, por eso es lógico que exijamos ciertos detalles. Las marcas que, al fin y al cabo, son personas humanas que sienten y piensan como nosotros lo saben. Así que sí, una marca en la que confiar es aquella que tiene una historia real y su inspiración es el punto de partida. Al mismo tiempo, cada colección es el hilo conductor de esa historia, lo que nos lleva a conocer un poco más todo lo que hay detrás. 

 

El lado bueno de las redes sociales es que, además de ofrecer un portal de venta que nos facilita la compra, son también un escaparate en el que mostrar toda esa historia que les define. Antes de elegir una regalo, busca esta historia. Detrás de cada marca hay un duro trabajo y también una gran ilusión y muchas ganas de ofrecer valores y filosofía en forma de una pieza eterna. 

collage3.jpg

2. Prima la creatividad

 

¿No te ha pasado alguna vez que ves una foto en una cuenta de Instagram y días más tarde ves la misma foto en otra cuenta diferente?. Hablamos de ese momento en el que nace una cierta confusión y que no solo genera una compra errónea, si no también un problema de valores para aquellas marcas que realmente si crean diseños auténticos, y no idénticos. Un diseño original, exclusivo, único, cuidado y que demuestra la filosofía de la marca es otra de las claves para acertar y sentirnos satisfechos. 

 

 

3. Y la calidad

 

Creatividad y calidad van de la mano, y a esto se une la cantidad; una relación calidad precio que sea justa. El problema de la rápida viralización en las redes sociales sobre marcas que presumen de sellos como “hecho a mano” o “diseño exclusivo” supone no entender el duro trabajo, aunque con mucho cariño, que hay detrás de un diseñador y, al mismo tiempo, supone no ofrecer la calidad que se promete o que se espera. Cuando una joya está diseñada desde el principio y hasta el final, cuidando cada detalle y cada paso en la cadena de producción, la calidad es una de las principales máximas. Una joya no es cara si se tiene en cuenta todo este proceso, desde que nace la idea, hasta que pasa por un taller y se hace realidad. 

collage2.jpg

4. Si son locales, acertarás 

 

“Producido y diseñado en Barcelona”, es una de nuestras señas de identidad y también la de otras muchas marcas. Todos nos hemos vuelto más exigentes y más sostenibles y el esfuerzo de marcas locales por seguir ofreciendo lo mejor es la compensación a todos esos escaparates existentes en las redes sociales que pretenden “engañar” al consumidor. Los valores de la joyería siempre estarán por encima de esto, en nuestra mano está elegir con cabeza y corazón para entender que las cosas bien hechas son las que realmente tienen magia. 

 

Beatriz Badás Álvarez