14/11/2018      

El mix&match perfecto está aquí 

Mientras buscamos inspiración en Pinterest, Instagram, revistas de moda o cualquier otra fuente de información que nos inspire, nos hacemos la pregunta de ¿serán demasiadas? o ¿mejor seguir con la máxima menos es más?. Una de las tendencias más buscadas y vistas en las redes sociales es más fácil de lo que te imaginas, y su efecto puede llegar a ser muy especial. Aquí los códigos infalibles para combinar tus collares y no volver a dudar nunca más.

 

Puedes seguir las tendencias al pie de la letra o puedes ser de las que prefieren no hacerlo, puedes ser de las que está a caballo entre el minimalismo y el maximalismo, o de las que se ciñe solo a una única opción. Seas como seas, solo existe un detalle, pequeño y fácil, que nunca falla: la clave se encuentra en saber integrar con armonía cada joya dentro de nuestros looks, sin perder nuestra personalidad, ni nuestro estilo.

collares3.jpg

Al final estos complementos son los encargados de darle luz a un look, de elevarlo y, por eso, son ellos los que se convierten en la clave. Pensarás que para eso una joya tiene que llamar la atención, o muchas en conjunto si son en clave mini; pero te estas olvidando de una cosa: “los pequeños detalles son los que cuentan” o “menos es más” (sí, esto siempre será la solución a todo). Hasta la joya más mini pues salvarte un look casual o “normalito”. Y es que la clave no está en el tamaño, si no en como la lleves, en el valor de la joya y en el que tú le quieras dar. 

 

Claro que esto no quiere decir que las joyas minis sean las únicas capaces de darle ese giro a un estilismo. El truco siempre es esa armonía de la que hablamos, saber encontrar ese equilibrio, bien sea combinando diferentes piezas pequeñas o bien jugando con diferentes tamaños.

 

Sean como sean, déjalas siempre brillar. Porque una joya siempre brilla por sí sola, siempre sabe cómo hacerlo y hasta lo más sencillo puede convertirse en especial.

collares2 (1).jpg

Tres collares y cómo llevarlos

 

Puedes llevar todos los que quieras pero, al final, tus joyas hablarán de ti y esto es lo más importante. Siempre. Para poner énfasis en los colgantes y conseguir ese equilibrio, lo mejor siempre es el efecto cascada, de menor a mayor y el primer colgante que hará elevar tu look es la gargantilla Kepler

 

Una gargantilla de eslabones, pequeña y elegante, es la primera opción y con la que no fallarás. Su efecto es infalible, además de ser una de las tendencias del momento, y se ajusta a cualquier momento del día, incluso es el collar perfecto para los días de frío; no te imaginas lo bien que queda con un jersey de cuello alto, un básico del invierno al que puedes darle un giro con esta joya. 

 

En las mezclas inesperadas encontrarás siempre la personalidad y el carácter; si la forma en la que vestimos es una manera de expresar cómo somos, las joyas son la manera más especial de contar una historia. Por eso, de la gargantilla Kepler al collar Horus, especial por su colgante en forma de pequeño ojo turco. 

portcollares.jpg

Recuerda que ambos collares son ajustables, por lo que podrás conseguir esa medida perfecta para el efecto cascada del que estamos hablando. La gargantilla se ajustará perfectamente a tu cuello, el collar Horus tendrá un poco más de caída y, por último, el colgante Amuleto Luna, el que más caída ha de tener.

 

El Amuleto Luna es el colgante perfecto para un mix&match por dos razones, su cadena de eslabones permite esa combinación de menor a mayor y, además, se compone de dos chapas, la luna llena y la luna en fase menguante, por lo que es evidente que si este se coloca el último en nuestra combinación perfecta, el efecto será mil veces mejor. 

 

Una mezcla especial, ya que cada joya es diferente tanto en tamaño como en inspiración, y tres collares que se convertirán en tus mejores aliados. 

Beatriz Badás Álvarez

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

PAYMENT:

© 2015- 2019 La Cabellera de Berenice

Suscríbete a nuestro newsletter