17/08/2020      

2 platitos de cerámica inspirados en Bloom

 

Pétalos y flores en tonalidades pastel… y la cerámica como nueva protagonista. El jardín de Bloom es el más especial de esta temporada y desde su florecimiento no ha dejado de ser ese lugar idílico que nos recuerda que es verano. Ahora, dos nuevos platitos de cerámica se unen a la colección inspirándose en los pendientes y charms de este jardín. Celebremos el verano más Bloom, ese que nos llena de alegría. 

 

Las flores RomeroMalvas y Lavanda son las últimas en florecer en el jardín de Bloom. Sus tonalidades pastel o morado se convierten en un deseo de este verano por crear looks especiales gracias a las infinitas posibilidades de combinaciones entre charms que ofrece esta colección; mezclar colores, materiales y texturas es como estrenar nuevos pendientes en un verano que es diferente pero especial. Y esto no es todo. Las flores de Bloom han encontrado el lugar perfecto donde guardarse para mantenerse frescas y cuidadas: la colección de cerámica, la última incorporación, crece. 

Para aquellas que les gusta tener las joyas ordenadas, a buen recaudo y cuidadas como lo que son, un tesoro, mientras que al mismo tiempo buscan algo más que un joyero, algo que cumpla la función que el guardado de las joyas necesita pero que también decore algún pequeño rincón de nuestra mesita o tocador… la nueva colección de cerámica inspirada en Bloom es lo que necesitas. Dos pequeños platitos modelados y esmaltados individualmente a mano, respetando el lento proceso que requiere y con el resultado de una pieza única y limitada. El plato de cerámica Oval Bloom destaca por su forma, que recuerda a un pétalo, pero también por su color púrpura claro con motas en púrpura oscuro; del plato de cerámica Bloom te encantará el color verde claro y su forma circular. Ambos son perfectos para tener las joyas en un lugar seguro y bonito al mismo tiempo. 

Así se unen la cerámica y las joyas

 

Ana es una chica brasileña viviendo en Barcelona y la creadora de la firma Oema; ella misma es quien diseña esta colección de cerámica que os presentamos; y para que conozcáis el porque de esta unión, hemos pensado que lo mejor es que lo explique ella misma. 

 

Brasileña viviendo en Barcelona, ¿por qué decidiste continuar con tu trabajo en esta ciudad? 

 

Comencé mi trabajo con la cerámica en Portugal, donde viví durante un año y creé Oema y sus primeras piezas. Este año encontré en Barcelona el delicioso desafío de trabajar la cerámica de una manera más profunda, dar un paso adelante en la producción de Oema y también dar clases de cerámica. Y tengo que decir que estoy más que satisfecha. 

¿En qué te inspiras a la hora de crear tus productos de cerámica? ¿Cómo surge la primera idea? 

 

Mi inspiración proviene de la curiosidad por lo que nos hace sentir como en casa, de las emociones y sentidos que siento durante las actividades diarias más simples. El sabor del primer sorbo de un café tranquilo y centralizador por la mañana, la rutina de regar las plantas y sentir sus texturas, colores y formas evolucionando a lo largo de las estaciones, encontrar la belleza en las plantas más simples y combinar sus formas en encantadores ramos, las formas orgánicas perfectamente imperfectas que se forman en los tejidos cuando nos visten. Estos sentidos se juntan y encuentran cuerpo en mi fascinación por los rituales cotidianos sensibles y hechos con intención, por eso intento diseñar piezas que traduzcan un poco de mí misma con la intención de ser un medio para la apreciación de las rutinas diarias más simples. 

 

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y que buscas transmitir a través de el? 

 

Lo que más me fascina de la cerámica artesanal es poder llevar una parte muy sincera de mí a diferentes hogares, que requirió dedicación y horas de trabajo y que fue diseñada precisamente para ser adorada y aportar un sentido de celo a la vida cotidiana. Creo que los detalles visuales y emocionales de nuestro entorno afectan directamente nuestras vidas e influyen en nuestras predisposiciones motivacionales, creativas y de bienestar. Mi intención es contribuir a profundizar la conexión de las personas con sus hogares y lo que hay dentro de ellos, reconociendo la importancia de conocer la historia de los objetos elegidos como parte de sus rituales diarios. 

¿Qué es lo que te motivó a diseñar piezas para La Cabellera de Berenice? 

 

Veo La Cabellera de Berenice como un medio sensible e inspirador que transforma la sencillez de las formas en piezas encantadoras hechas para ser utilizadas con mimo y cariño. La delicadeza y el celo que guían todos los aspectos de la marca están conectados con la forma en que diseño y produzco mis cerámicas y lo que busco transmitir con ellas. Creo que es una unión sincera y que genera piezas estética y emocionalmente bonitas. 

¿Cómo transmites la esencia de ambos a través de tus cerámicas? 

Creo que la belleza de las formas orgánicas más simples se acentúa por la importancia que se le da a los elementos que transmiten la esencia artesanal de las piezas. Perfectamente imperfectas y producidas de manera lenta con respecto al material y sus procesos, las creaciones combinan la fascinación con rituales cotidianos sensibles y realizados con la intención que aporta Oema y el afán por la belleza de los detalles más sinceros que aporta La Cabellera de Berenice. Se traduce en cerámicas que abrazan gentilmente las joyas con la intención de que formen parte de la vida en hogares con alma durante muchos años. 

 

Beatriz Badás Álvarez

  • Tik Tok
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo

PAYMENT:

2015- 2020 La Cabellera de Berenice ®

Suscríbete a nuestro newsletter